Invierno Escarabajo

No tengo la certeza del tiempo, ni el lugar, mucho menos de la circunstancia. Sólo se viene a la mente una mesa redonda de madera a la derecha, una ventana, mi padre al frente y a mí izquierda mi madre.

Unas melodías de fondo y yo tomando desayuno con ellos además de muchos temas de conversación, pero fue uno que hasta ahora lo tengo presente.

Mí padre muy efusivo hablaba a mamá de aquellas épocas cuando ellos eran niños diciendo esas típicas palabras “Te acuerdas cuando estaba de moda tal…” y claro mi madre decía que “Sí, claro como no…” . Yo era niño y con ansias deseaba saber lo que decían, además estaba con la expresión de asombro y las melodías ayudaban como una música de fondo, aunque en verdad no me interesaba la música, sólo lo bien que se escuchaba hablar de ellos, sobre su infancia, pubertad y juventud.

Si mal no recuerdo “La vi parada ahí” fueron las primeras palabras que escuché… el asombro embargaba mi ser, pues a mi poco entendimiento escuchaba con respeto lo que Papá dijo y sentía, es más, sabía que se hablaba de los grandes. La conversación seguía amena, mencionaban acerca de ellos, su formalidad además de la “Cabeza de Casco” que poseían…. y creo que tanto fue el impacto que esas épocas me hicieron un corte de pelo como ellos… “Cabeza de Casco” seguían muy enfáticos y dijeron: “Ya no somos como los de ahora, ellos inclinaban la cabeza en voz de agradecimiento… Simplemente Eran Genios

No deseaba que mi taza de leche termine, pero fue tal que papá se paro, rebuscó entre sus cosas y encontró aquel cassette, era un cassette de color azul se veía en buen estado pero estaba con polvo… también me puse a pensar… “Ese cassette desata su juventud…” (Interesante). Lamentablemente no estaba “La vi parada ahí” que fue de la que tanto hablaban ellos. pero la primera canción que tocó fue muy rápida, como si “Al anochecer de un día estuviese agitado”… pero no se por qué sentía que la había escuchado antes, eso tiene una explicación – Dijo Mamá. Cuando ella estaba embarazada mucho escuchaba esa canción además que cuando Papá llegaba también ponía los cassettes para escucharlos.

Lamentablemente se acabó la taza de leche y desde esa vez cuando escuchaba hablar esos “Cuatro cabeza de casco“, sentía admiración, era obvio lo bien que papá y mamá hablaban de ellos y fue desde ahí que cuando veía un póster, una imagen en TV, música por las estaciones de radio, recordaba aquella conversación esa mañana tomando desayuno… desde ahí les decía… “Escuchen, miren… están ahí“… recuerden esas imágenes cuando un niño jala el brazo de los padres y los lleva al lugar donde se encuentra la imagen. Ellos sonreían, cogían mi cabeza e impactantes palabras, dijeron: “Han pasado 30 años desde que aparecieron y pasaran 30 años mas y todos los seguirán recordando“.

No es fácil hablar de los viejos, pero es tan fácil comprenderlos, con palabras sencillas y emotivas que cuando estas con ellos sientes tranquilidad y amor, hasta ahora tengo ese cassette, un poco más viejo y aunque el sonido no es perfecto ni mucho menos nítido, guarda mucho valor. Ya se. es un pedazo de plástico. pero en él refleja lo que años atrás sucedió, risas, llanto alegría, amor y quien sabe que más sentimientos encontrados.

Pero lo mas bonito de todo esto es que lo compartieron conmigo.

1 thought on “Invierno Escarabajo”

  1. ANDREA ESTOY COMPLETAMENTE DEACUERDO CON MEG,som impresionantes en dcteiro,eva es mas espectacular en dcteiro q en cd,sim palabras me kede en el concierto del palau de la musica y es massss espero q si van a ayi q eva toke el SITAR,fues un momento muy especial,eva sentada en un cojin puesto encima d una alfonfra,descalza,parecia un angel,esq eva vale para un roto q para un descosido cm decimos aki, te toca la armonica,la bateria q un sitar, q pasada de mujer,ojala podais disfrutar d ellos prontobesos dsd barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *