Charles Manson, asesinando en nombre de Los Beatles

Ha muerto Charles Manson, una de las mentes más desquiciadas de los años 60s, el generador de un culto de asesinos hippies al que llamaban “La Familia”. Y, aunque no lo creas, Charles Manson está vinculado a Los Beatles. Pero no te alarmes, Los Beatles nunca buscaron una conexión con Manson… aunque este psicópata siempre entendiera que ellos le estaban enviando un mensaje crudo y directo.

La conexión entre Charles Manson y los Beatles representa uno de los episodios más oscuros de la historia y la gran cantidad de mitos y verdades alrededor de esta gran banda que, hasta lo que sabemos, le cantaba al amor y a una que otra morsa. Sin embargo Charles Manson, un músico frustrado y adicto a las drogas tenía otra percepción -bastante clara- sobre las canciones: “Mira las canciones: canciones cantadas en todo el mundo por jóvenes amantes. No es nada nuevo… Está escrito en… Revelación, todo sobre los cuatro ángeles que programan el holocausto… los cuatro ángeles que buscan al quinto ángel para llevar a la gente al pozo de fuego… directo al Valle de la Muerte. Todo está en blanco y negro, en el Álbum blanco, en blanco para que no haya confusión sobre el color“.

Charles Manson, una conocida foto tomada por la policía en abril del 68

 

Charles Manson

Nació en Ohio el 11 de noviembre de 1934. Desde muy joven estuvo involucrado en actos delictivos de todo tipo, por lo que pasó mucho tiempo en cárceles y correccionales. En Febrero de 1964, Los Beatles iniciaron la invasión británica. Llegaron a Estados Unidos a conquistarla y con ella conquistaron también a un Manson, de 30 años, quien por entonces cumplía una sentencia por intentar cobrar un cheque falsificado del Tesoro de los Estados Unidos. Un compañero recluso, Alvin Karpis, le enseñó a tocar la guitarra y desde entonces su pasión se centraba en la composición y la beatlemanía.

Para 1967, cuando fue liberado, Manson se convirtió en un músico underground en Los Ángeles, constantemente rechazado por disqueras. A finales de los años 60s, en pleno apogeo del flower power y las drogas alucinógenas, Charles Manson formaba parte del movimiento hippie, y así conoció a Mary Brunner, una joven universitaria con quien empezó a convivir. Poco a poco, Manson -en contra de la voluntad de Brunner- empezó a invitar a otras mujeres a convivir con ellos, mientras se convertía en una suerte de profeta al que ellas llamaban “el mago”. De esta manera, empezó a formarse “La Familia Manson”, una decena de hombres y mujeres que compartían sesiones de sexo, drogas y filosofía muy particular.

A través de algunas chicas de la secta, llegó a conocer a Dennis Wilson de Los Beach Boys, a cuya casa empezó a mudarse paulatinamente, llevándole mujeres. Wilson incluso le llegó a presentar a Neil Young y hasta le entregó cintas de grabaciones de Manson a Terry Melcher a quien presentó en una fiesta, pero este las rechazó. Al poco tiempo, Wilson se vio en la necesidad de correr a Manson de su propiedad. Sus frustraciones y una vida conflictiva siguieron sumiendo a Manson en las drogas, el odio y el resentimiento.

La Familia Manson

La Familia se instaló en Myers Ranch, California, cerca del Valle de la Muerte. A través de las mujeres de La Familia, “pagaban” al dueño del rancho -de aproximadamente 80 años- con sexo. Se movilizaban todos juntos en un viejo autobús escolar. En homenaje a la reciente entrega musical de Los Beatles, toda ruta que embarcaban -fuera física o mental- era desde entonces llamada “Magical Mystery Tour”. Así, Manson seguía rindiendo tributo a su banda favorita, mientras seguía una vida desordenada y rodeada de drogas y sexo junto a sus compañeros… se volvió obsesivo con el libro del Apocalípsis, del Nuevo Testamento, y fue cargándose de ideas matizadas por sus problemas existenciales que hallaban en los sucesos de la época, guerras civiles y enfrentamientos raciales, el combustible para desencadenar una revolución. Manson había pronosticado un caos que estaba próximo a desatarse.

 

…y sus caras eran como las caras de los hombres. 

Y tenían el cabello largo como el cabello de las mujeres…

Revelación 9, verísculo 7-8

 

Helter Skelter

En noviembre de 1968, tras una avalancha de canciones nacidas durante su viaje a la India, Los Beatles lanzaron su siguiente producción después del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, el “The Beatles” también llamado “El Álbum Blanco” por esa portada minimalista y completamente original que presentaba lo que sería su único disco doble. Cuarenta canciones de todo estilo, menos conceptual que nunca. Una joya para todos los seguidores de Los Beatles de ese entonces y de siempre. Para Manson, la señal definitiva.

Oyendo cada canción del disco, Manson tuvo una visión. En la víspera de año nuevo, durante una fogata con La Familia en su rancho, les manifestó su última revelación. Era clara y cruda, y se denominó “Helter Skelter”, como esa revolucionaria canción del álbum blanco, que algunos identifican como padre del metal. Helter Skelter era, según Manson, un mensaje por parte de “los cuatro ángeles”, el llamado a la guerra racial apocalíptica “La Revolución” entre negros y blancos, que él debía encabezar.

En realidad, Manson había encontrado diversos mensajes en el álbum blanco de Los Beatles. Mensajes que en muchos casos le indicaban qué hacer. “Helter Skelter” era la representación del proyecto completo. La letra del tema, traducido comúnmente como “Montaña Rusa”, viene a ser la siguiente: Cuando toque fondo, volveré al tope, donde paro, giro y me voy a dar un paseo, hasta volver al fondo donde te volveré a ver… ¿No quieres que te ame? Estoy bajando rápido pero estoy millas por encima tuyo… dime dime dime la respuesta, no eres es un amante pero no eres un bailarín. Manson creía que esto significaba que los hombres negros (que habían tocado fondo), privados de mujeres blancas (ni amantes ni bailarines), debían “volver al tope”, a través de violentos crímenes de frustración, alborotos, asesinatos y un conflicto en rápido aumento entre los grupos raciales. Estas ideas se veían sostenidas -en la cabeza de Manson- por otras canciones del disco.

 

Cebollas y Pasteles de Miel

En la mente de Manson, las canciones de Los Beatles incluían mensajes codificados y significados ocultos. Esta era una costumbre de la época, un juego entre artistas y seguidores que nunca había tenido una implicancia mayor que esa: un juego. Sin embargo, Lennon cantaba en la segunda canción del disco “aquí hay una pista para todos ustedes” y Manson seguía encontrándolas. En Honey Pie, se habla de “un viaje a través del Atlántico“, que Manson entendió completamente como una referencia al mensaje que Los Beatles (ingleses) le enviaban a él y La Familia (americanos). Además hay canciones referidas directamente a la lucha de clases, confirmadas así por sus propios autores, una de ellas “Blackbird” de McCartney, y sobre todo “Piggies”, de George Harrison. En la primera se habla de “tomar alas rotas y aprender a volar” y que “solo esperabas este momento para levantarte“… mientras la segunda es una parodia a los cerdos de clase alta y los de clase baja, pero finalmente “lo que ellos necesitan es una maldita paliza“. Canciones como “Rocky Raccoon” refieren directamente a la biblia y a enfrentamientos con armas, al igual que “Happiness is a Warm Gun”. Ni qué decir de la importancia de las Revoluciones 1 y 9, presentes en el disco.

Sí, sabemos que todo resulta muy curioso una vez que un grupo de asesinos te lo explica.

 

Cerdos

El 10 de enero de 1969, Manson anunció que la familia se mudaría del desierto a una casa en Canoga Park. La casa color amarillo canario, donde se empezó a planear el “Helter Skelter”, fue renombrada “Yellow Submarine”. El Helter Skelter había empezado a cocinarse. Manson sostenía que “sólo los elegidos sobrevivirían” y que él se convertiría en el líder para gobernar la nueva sociedad una vez que ellos se dieran cuenta que eran muy ineptos para encargarse.

El 27 de julio surgió una pelea por dinero dentro de La Familia, y siguiendo las instrucciones de Manson, Bobby Beausoleil asesinó a su colega Gary Hinman y pintó las palabras “Piggie político” en una pared con su sangre. El 6 de agosto, Beausoleil fue arrestado, pero el suceso aceleró a Manson, quien tenía claro que su plan sería capaz de inspirar a los jóvenes blancos de Estados Unidos a unirse a La Familia. Así, Manson anunció que el Helter Skelter iba a comenzar. Pensó que podría acelerar la guerra racial matando salvajemente a gente pudiente en sus casas y las sospechas recaerían sobre grupos como las Panteras Negras. Eligió a algunas víctimas cuyas muertes pudieran causar revuelo, que estaban cerca de su centro de operaciones. El plan se llevó a cabo bajo sus instrucciones.

Para La Familia, la revelación de Manson era clara y confiable. El resto del mundo vino a enterarse de los detalles de estas extrañas motivaciones meses después, tras los terribles sucesos que acontecieron a las afueras de California ese año.

 

La Revolución

El 8 de agosto de 1969, la actriz Sharon Tate estaba a dos semanas de dar a luz. Volvió a su casa en el número 10050 de Cielo Drive en Beverly Hills con un grupo de amigos cerca de las 11pm, tras una cena juntos. Su esposo, el director Roman Polanski, se encontraba en Londres y su regreso se había atrasado. A la mañana siguiente, el ama de llaves encontró una escena digna de una película de terror: En la escena del crimen estaban, en primer lugar, Steven Parent -un amigo del conserje- muerto a tiros en su automóvil a la entrada de la casa. En el jardín de la entrada, encontraron los cuerpos apuñalados de Voytek Frykowski y Abigail Folger. Dentro, en la sala, se encontraban Sharon Tate y su amigo Jay Sebring, atados juntos por una misma cuerda en sus cuellos. Todos tenían innumerables puñaladas en sus cuerpos. Sharon Tate “recibió dieciséis puñaladas, de las cuales cinco hubiesen sido mortales por sí solas”, según el informe forense. Siendo la mayoría de estas en su vientre, su bebé innato había sido también destruido. Con la sangre de Tate, los asesinos habían escrito en la puerta: “Pig”, como la canción de Harrison.

La policía informó a Polanski de lo ocurrido y éste regresó de inmediato a Los Ángeles donde absolutamente nadie tenía idea alguna de los posibles motivos o autores del crimen, que inicialmente apuntaba al conserje. Días después, Sharon Tate era enterrada junto a “Paul Richard”, su hijo no nacido, en brazos. En su afán por encontrar a los responsables y causar la mayor impresión posible, Polanski permitió que la revista Life tomase fotos del lugar y lo entrevistase, entre la sangre seca de su esposa. Polanski se volvió paranóico y llegó a sospechar de varios amigos suyos.

Ringo Starr: “Fue perturbador. Quiero decir, conocí a Roman Polanski y Sharon Tate y… ¡Dios! fue un mal momento. Nos paró a todos en seco porque de repente toda esta violencia salió en medio de todo este amor, paz y psicodelia. Fue bastante miserable, de hecho, y todos se volvieron realmente inseguros, no solo nosotros, no solo los rockeros, sino que todos en Los Ángeles sintieron: ‘Oh, Dios, puede pasarle a cualquiera’. Gracias a Dios que atraparon al insecto“.

El 9 de agosto, un día después de asesinar a Tate y sus amigos, Leslie Van Houten, miembro de La Familia, asesinó a otra pareja en Los Ángeles. En sus cuerpos tallaron frases como “guerra”, en las paredes de la sala podía leerse “rise” y “Muerte a los cerdos”, y en el refrigerador “Healter Skelter” (mal escrito).

Luego de unos días, la policía apareció en el rancho de La Familia Manson, arrestando a Susan Atkins por robarse un auto. Manson estaba seguro que quien la había delatado había sido Donald “Shorty” Shea, trabajador del rancho. El 26 de agosto, bajo sus órdenes, Shea fue asesinado por tres miembros de La Familia.

Las celebridades en Los Ángeles, un lugar donde George Harrison incluso tenía una casa, estaban consternados. Algunas estrellas de Hollywood empezaron a mudarse y muchas otras a instalar sistemas de seguridad en sus casas. El miedo invadía a todos en California.

 

Deja de existir

En septiembre de 1969, los Beach Boys lanzan el álbum 20/20 donde aparece la canción “Never Learn Not to Love”, de Dennis Wilson. Charles Manson juró hasta sus últimos días que esa canción era un robo por parte de Dennis Wilson de su tema “Cease to Exist”. Manson estaba furioso e incluso llegó a enviarle una bala a Wilson. Tan pronto Dennis Wilson empezó a recibir llamadas de números desconocidos, mandó a cancelar su línea. Dennis Wilson negaría lo expuesto con Charles Manson, pero deslizaría que “si eso fuese cierto, con todo el dinero que Manson y La Familia me sacaron, su dinero ya estaría cobrado“.

Gracias a dios, el Helter Skelter se frustraría antes que a Los Beach Boys pudiera ocurrirles algo peor.

 

Atrapamos a un sucio

Hacia fines de 1969, mientras Susan Atkins cumplía su condena en prisión, se le ocurrió alardear ante otra compañera, mencionando que ella había asesinado a Sharon Tate. Las autoridades tomaron acción inmediata y la interrogaron hasta confesar su crimen. Además, ofrecieron un trato para no darle la pena de muerte, a cambio de confesar los nombres de sus cómplices: La Familia. Así, se dio con el paradero de Charles Manson, Tex Watson, Patricia Krenwinkel, Linda Kasabian y Leslie Van Houten.

El 25 de noviembre, cuando la policía allanó el rancho de La Familia, encontraron letras de las canciones de Los Beatles alrededor de las paredes y puertas, incluidas algunas de disco Abbey Road, lanzado hacía pocos días, que ya estaba en posesión de Manson.

El 15 de junio de 1970 se iniciaron los juicios. Atkins afirmó que ella fue incapaz de apuñalar a Sharon Tate y culpó a Tex Watson, contradiciendo su confesión inicial. Luego se negó a seguir colaborando, lo que le valió perder su tregua y ser condenada a pena de muerte. Como también había confirmado que Linda Kasabian era la única que no había matado a nadie, los fiscales empezaron a negociar con Kasabian. Años más tarde, Tex Watson confesaría en su libro “Will You Die For Me”, que Atkins decía la verdad y que ni siquiera llegó a tocar a Sharon Tate.

Los detalles del juicio se divulgaron por todo el mundo revelando detalles desconocidos y escalofriantes, sobre todo por el cinismo y frivolidad de los miembros de La Familia. Watson -quien luego se determinó que estaba fingiendo demencia, ya que además alegaba que no sabía que Sharon Tate estaba embarazada- testificó en contra de La Familia y entregó detalles de todo el proyecto “Helter Skelter” que Manson tenía en mente, las ideas principales en las que este se basaba, sus planes e incluso el pasado musical de Manson. Este fue un curioso detalle, ya que la casa de Cielo Drive donde fue asesinada Sharon Tate, había pertenecido a Terry Melcher y su novia Candice Bergen. Manson ordenó al resto de La Familia “que fuesen al lugar y matasen a todos los allí presentes”, mientras él permanecía resguardado en el rancho.

Se supo que esa noche, el grupo había trepado el muro de la casa, donde fueron vistos por Steven Parent, razón suficiente para dispararle cuatro veces. Watson cortó la línea telefónica y ordenó a Kasabian que se quedara de guardia. A Sebring lo asesinaron por pedir que no le hicieran daño al hijo de Sharon Tate, Frykowski y Folger estaban en el jardín porque intentaron huir. Tate fue la última en ser asesinada, teniendo que presenciar la muerte de sus compañeros. Ella pidió que la secuestrasen y le permiteran dar a luz y si querían la matasen después de eso. Atkins le respondió “no tendremos piedad contigo“.

Aunque Manson no había asesinado a nadie como parte del Helter Skelter, fue declarado culpable de conspiración por todos los asesinatos, incluido el de Gary Hinman y Donald Shea. Para él, sin embargo, Los Beatles tenían parte, sino toda la culpa. “Como Helter Skelter, es un club nocturno. Helter Skelter significa confusión. Literalmente. No significa ninguna guerra con nadie. No significa que esas personas van a matar a otras personas. Solo significa lo que significa. Helter Skelter es confusión. La confusión baja rápidamente. Si no ve que la confusión baja rápidamente, puedes llamarlo como lo desees. No es mi conspiración. No es mi música, escucho a lo que se refiere. Dice ‘¡Levántate!’ Dice ‘¡Mata!’ ¿Por qué culparme a mí? No escribí la música. No soy la persona que lo proyectó en tu conciencia social.” (noviembre, 1970)

Todos los acusados fueron hallados culpables y se les condenó a muerte el 29 de marzo de 1971. Sin embargo, esta condena se transformó en cadena perpetua después de que la Corte Suprema de California invalidó temporalmente todas las penas de muerte impuestas antes de 1972 por el caso California vs Anderson. Susan Atkins murió en prisión en 2009 mientras el resto de La Familia sigue purgando cadena perpetua.

Charles Manson vio su imperio destruido y sus profecías desenmascaradas ante sus desquiciados seguidores, antes de lo previsto.

Son los Beatles, la música que están sacando. Están hablando de guerra. Estos niños escuchan esta música y recogen el mensaje. Es subliminal. – Charles Manson, 1970

 

Epílogo

Como todo en el mundo, algunas cosas resultan incomprensibles, pero suceden. Charles Manson es un emblema, una personificación de la locura, la violencia y lo macabro en la cultura popular. Pero también ha sido la inspiración de varios músicos de talla como los Guns N’ Roses, White Zombie y System of a Down quienes han compuesto canciones para él o hasta han versionado sus temas, los mismos que fueron rechazados en los sesentas, como si se tratase de alguien digno de seguir. De más estaría hablar de Marilyn Manson, cuyo nombre también es un frívolo “homenaje” a este psicópata. En otros casos, una serie de documentales y obras procuran explicar razones y detalles sobre este personaje, como es el caso del fiscal del juicio de Manson, Vincent Bugliosi, quien escribió un libro sobre sus asesinatos llamado “Helter Skelter” o Quentin Tarantino quien ha empezado a trabajar en una película sobre Manson (aunque sabemos no se puede esperar poca sangre en ninguna película de este gran director…).

Fuera de ello, la justicia llegó por sí sola, pero a medias. En estas últimas semanas, Manson fue hospitalizado por diversos problemas de salud. Anoche, alrededor de las 8pm, falleció… de causas naturales y en paz, a diferencia de todos quienes murieron a causa de sus ideas, bajo sus instrucciones; entre baños de sangre y sacrificios perversos. Por su interpretación particular sobre hermosas canciones nacidas en un ambiente de meditación de Los Beatles junto a sus compañeros Los Beach Boys… ironías de la vida.

Administrador de la página web Beatlesperu.com desde el 2006. Guitarrista, bajista y cantante cuando la vida se lo permite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *